Creo que, de todas las palabras extranjeras, esta es mi favorita, y tiene su aquel que la aprendiera en su momento por los Simpson. Schadenfreude se podría traducir como la alegría que se siente por la desgracia ajena, y ojete, no implica que esa desgracia ajena venga provocada por nosotros, puede deberse a factores externos, lo que creo que es un punto importante.

No espero que nadie se sorprenda si admito que es un placer culpable del que disfruto sin ningún tipo de conflicto moral (lo que haría que no sea culpable, pero te sientes mejor con la otra idea). Ni siquiera tenía pensado hacer esta entrada, pero justo he pasado por schadenfreude hace poco. De la misma forma que me alegro cuando le ocurren cosas buenas a gente que me cae bien, no veo el problema en sentir esa alegría cuando le ocurren cosas malas a gente que me cae mal. Esta ese momento donde descubres que alguien con quien no mantienes la mejor de las relaciones precisamente se encuentra en una situación problemática, y tu lenguaje verbal dice “Vaya, lo siento”, pero tu lenguaje no verbal exhibe una amplia sonrisa, mientras dentro de tu cabeza escuchas una risa; no es un “Jajajaja” humillador, o un “Jojojo” prepotente, es mas del tipo “Jijiji” regodeado, que rebota con simpatía por las paredes de tu cráneo, iluminando la mañana.  Que se jodan. Si no soy responsable de esa circunstancia, el único grillete para no disfrutar sería sentir hacia ese sujeto una empatía, que queda automáticamente descartada en el momento en el que esta claro que no tiene tu simpatía (que poético). Voy yo a ocultar mis emociones por ser educado, anda a fregar, que uno ya tiene sus años para tonterías.

Yo lo tengo claro, si algún día tuviera cuasi omnipotencia, no me dedicaría a cobrarme venganzas a lo exagerado. No, nada de exterminios masivos, que además hay mucho daño colateral. Me dedicaría enteramente al schadenfreude: sembraría la existencia cotidiana de pequeñas pero continuas putadas. Perder un autobús por segundos, pisar esa baldosa que te dispara agua a la pierna, te acaba de picar una avispa, te cae un rayo (si, acaba de escalar bastante rápido). Cualquier paleto de pueblo cuasi omnipotente puede tirarte por las escaleras, yo intentaría tener un mínimo de arte. Un camino sembrado de piedras hasta que considere la justicia por terminada, o la venganza, no vamos a ponernos quisquillosos con los términos.

Terminar con un refrán: Schadenfreude ist die schönste Freude, denn sie kommt von Herzen

            Schadenfreude es la mas bellas de las alegrias, porque viene del corazón.

Preeeecioso.

Comparte:

268total visits,1visits today

Categorías: Texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas