Con los años he desarrollado cierta afición por las novelas gráficas (si queréis llamarlo cómic, adelante, cada uno con lo que sea más feliz), hasta el punto de que en la practica han sustituido los libros normales en mi día a día, sobre todo por la comodidad y velocidad de lectura, y que me siento menos mal de dejarlos a medias si resultan ser broza. Si ahora mismo alguien me pusiera una pistola en la cabeza y me preguntara cuantas novelas gráficas he leído, a riesgo de dispararme si no nombro al menos una cuarta parte, sería incapaz de lograrlo por dos razones.

  1. He leído demasiadas. De verdad, demasiadas. Y aun me quedan muchas por leer que tengo en lista.
  2. Meh.

Así que, por recomendar algo bueno, para variar, voy a poner mi top 5 de lo que podríamos llamar novelas graficas ya concluidas, esquivando un poco las habituales y conocidas (Watchmen disfruté más la película que la novela) (nada de hablar de Batman esta vez), cada una a su propio estilo y en el orden en el que las fui encontrando, con un pequeño resumen que copiaré y pegaré de otro sitio con adiciones mías. Soy malísimo resumiendo, por eso mis batallas de abuelo acaban siendo largas batallas de abuelo. Y que me aburre resumir, también.

            -The Boys. Obra de Garth Ennies, un guionista famoso por la obra Preacher, que fui incapaz de terminarme porque me parecía todo muy absurdo y gratuito por el bien de la historia, resulta que va y tiene al mismo tiempo una de las novelas que más he gozado. La serie está situada en un mundo contemporáneo donde los superhéroes existen. Sin embargo, la mayoría de los superhéroes en el universo de la serie están corrompidos a causa de su estatus de celebridades y a menudo muestran una conducta temeraria y despreciativa hacia la gente normal (que vamos, yo también lo hago sin tener poderes, no soy quien para culpar). Por esta razón, un equipo de la CIA con superpoderes, conocido informalmente como “The Boys”, se ocupa de monitorizar y controlar (usando la intimidación, el chantaje y la violencia) a la comunidad superheróica. Tiene sexo, tiene gore, tiene ambos juntos (se menciona que a alguien le atraviesan la cabeza con un superpene), así que aviso a la gente exquisita. Sale un personaje parecido a Simon Pegg, lo que me hacia gracia; el autentico protagonista, que es Billy Butcher me parece muy bien llevado, y el personaje de James Stillwell también me pareció encantador, tiene un momento que me descojone prácticamente salido de la nada.

            -100 balas. 100 Bullets mezcla la novela negra con un thriller conspiratorio. La historia plantea la premisa sobre qué pasaría si una persona cuya vida ha sido arruinada recibe 100 balas irrastreables para asesinar a quien quisiera. Estas armas son entregadas por el misterioso Agente Graves, líder de una organización conocida como los Minutemen o Milicianos, una fuerza parapolicial instaurada por la organización clandestina conocida como “The Trust”. Gradualmente, la premisa original es dejada a un segundo plano en favor de la historia detrás de las armas, y la organización que las otorga. La historia transcurre varios años después de que los Minutemen fueran traicionados por el Trust y fueran desbandados. La verdad es que es una de esas obras que te empiezan contando una cosa y acaba teniendo casi nada que ver con la idea inicial, a lo capitulo de los Simpson, con su buena cantidad de giros, y esas casualidades no tan casuales que tanto disfruto yo. Para la cantidad de personajes que maneja, lo hace con fluidez y soltura.

            -Locke and key. No diría que sea mi favorita, pero si tengo claro que es la que más veces he releído partes de ella. Curiosamente, el escritor es Joe Hill, hijo de Stephen King, otro de mis autores favoritos, y lo descubrí después de leer la obra, no antes, fui sin ideas preconcebidas. La acción de Locke & Key nos traslada hasta la localidad de Lovecraft (sutil), Massachusetts, a La Casa de las Llaves (sutil de nuevo), la residencia vacacional de la familia de Tyler, Kinsey y Bode Locke (cuanta sutileza en el apellido), hermanos supervivientes de una terrible y cruel tragedia después de ser asaltados en su propio hogar por un par de compañeros de instituto y asistir impotentes a la violación de su madre y el asesinato de su padre. Pero el verdadero peligro, como descubrirán nuestros jóvenes protagonistas, se encuentra en los rincones de La Casa de las Llaves, una misteriosa mansión en la que se encuentran ocultas una serie de llaves con asombrosas propiedades y poderes más allá de lo concebible por la mente humana. Básicamente la casa esta llena de llaves escondidas, cada una de las cuales puede abrir y desatar poderes únicos. Cada hermano es diferente, cada llave es diferente, la historia escala bastante rápido y el final es duro, pero justo.

            -The Unwritten. Todo el mundo conoce y ha leído el gran éxito mundial de los libros de Tommy Taylor, los betsellers del pequeño niño mago han sido un gran fenómeno popular en todo el mundo. pero no todo mundo conoce a Tom Taylor, hijo del autor de estas novelas, en cuya vida esta inspiradas las aventuras del niño mago, pero esa es la razón por la que su vida se ve abrumada por el éxito del personaje creado por su padre, él solo ha pasado a ser la sombra del personaje. Pero ¿y si el parecido va aún más allá de lo que parece?, ¿qué tal si Tom es el chico mago en carne y hueso?, suena a locura, pero entonces ¿por qué se siente perseguido de repente por extraños personajes? Tom empezará una cruzada por sí mismo, deberá buscar a través de todos los lugares de la historia de la novela, donde la ficción y la realidad tienen ahora una intersección. Y en el proceso, aprenderá más sobre esta extraña cábala no escrita de su vida, su propia experiencia e historia, que ahora ira ajustando y narrando en la internet. Esta serie esta llena de referencias a la literatura, desde Harry Potter (que casi podrían demandarles por inspirarse demasiado) hasta Alicia en el país de las maravillas, le falta que saliera Reverte (que hombre), pero nada es perfecto. Un viaje al mundo de la escritura. Y el personaje de Mister Pullman me encanto.

            -La profecía del armadillo. La trama es aparentemente sencilla: el autor y su conciencia, representada por un armadillo gigante, se ven empujados a una espiral de recuerdos ante la noticia de la insidiosa muerte de Camille, amiga de la infancia y primer amor de Zero. ¿Sabes cuando te pones a leer algo porque tienes tiempo y está recomendado, y resulta que te parece una puta obra de arte? Pues eso me paso. Con un humor y estilo de dibujo que parecen sacados de las tiras cómicas de una revista satírica, que yo me descojone bastante, te presenta de la nada ideas y conceptos propios del autor, pero muy proyectables en la gente. Y la imagen del Guardian de la Oportunidad me tiene enamorado, la verdad. Lo devore en una tarde.

Si alguien tiene curiosidad, le digo donde descargarlos (voy a pagar yo, los cojones, con mi sueldo no tengo ni para comprar folios en blanco) o se los paso yo mismo, que los tengo todos digitales.

El próximo post me pondré a criticar cosas, para los que estén decepcionados de que no haya gastado 1300 palabras en insultar a alguien.

PD: El sulfato atómico, de Mortadelo y Filemón, debería estar en una lista de 100 mejores comics, y me enfrentare sin camiseta y a puñetazos con quien diga lo contrario.

Comparte:

410total visits,1visits today

Categorías: Texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas